miércoles, 7 de septiembre de 2011

Los celos


      Los celos en niños de cualquier edad se pueden producir por numerosos motivos. Aunque el más común es la llegada de un hermano, este sentimiento lo podemos encontar ante situaciones tales como atender las necesidades de otro hijo, un sobrino, ..., prestar atención a nuestra pareja o simplemente pararnos por la calle a mirar un bebé.

      Los celos como cualquier otra emoción no debemos reprimirla, es lo que sentimos y no podemos juzgar si es algo bueno o malo. Cuando aparecen debemos enseñar al niño a reconocer lo que le está ocurriendo, ponerle un nombre y enseñarle a resolver ese malestar.Hablar de emociones de forma habitual favorece el reconocimiento de las mismas y con esto conseguimos que entienda el porqué ha aparecido y cómo debe actuar. Y a partir de ese momento, como ya vimos en el post de autonomía, dejarle que experimente y aprenda cual es la mejor forma para resolver ese estado.

        En el momento en el que esperamos el nacimiento de un hermano, lo que podemos hacer para anticipar los celos es, desde el embarazo, hacerle partícipe de la preparación que conlleva traer al mundo a un bebé. Ayudar a decorar la habitación, comprar ropa, sentir al pequeño dentro de la tripa de mamá o elegir su nombre le ayudará a aceptar el futuro cambio.

      Una vez que nace, todas las atenciones son para el bebé y los niños tienden a sentirse solos y desplazados por lo que aunque sea difícil, sobre todo los primeros días, hay que buscar un hueco al día para el juego y el diálogo en exclusiva con el hermano mayor. Aprovechad situaciones cotidianas como ir a por el pan dando un paseo, la hora de irse a la cama o las horas de las comidas mientras el pequeño duerme. En este momento es importante que siga ayudando en los cuidados del nuevo miembro de la familia: baño, cambio pañales; dependiendo siempre de la edad de los niños y hablándoles siempre de responsabilidad.

      Por otra parte, los celos entre hermanos, dependiendo de la edad que tengan estos, puede llegar a provocar situaciones muy complicadas en el núcleo familiar, con discusiones entre padre y madre buscando soluciones al problema. El diàlogo entre la pareja es fundamental ante tal  

      Para los celos hay mucha literatura infantil, personalmente los que más me gustan son las dos colecciones de sm:

- Cuando estoy... (celoso, triste, enfadado,...). Tracey Moroney. Ed SM
- Cuentos para sentir. Begoña Ibarrola . Ed SM

No hay comentarios:

Publicar un comentario